star bag close magnifier menu arrow-down arrow-up arrow-left arrow-right arrow-up-left2
Iniciar sesión

Síguenos

¡Mi perro tira mucho pelo!

Esta es una de las quejas más comunes de los que tenemos perro y aunque es algo que podemos atenuar, la pérdida de pelo es inevitable.

Hay quien cree que existen razas que no sueltan pelo o que hay perros con cabello humano que no cae. Sin embargo son solo mitos y todos los perros (y los humanos), tiran pelo, aunque dependiendo de la raza podríamos pasar de tener la casa redecorada con pelo o casi no darnos cuenta.

Ciclo del folículo piloso

Tanto el pelo de los perros como el cabello humano, tienen un ciclo de crecimiento al que se le llama ciclo piloso y que consta de varias fases:

Fase anágena (Anagen): La primera fase en la que el pelo nace y crece hasta el largo determinado por la genética. En esta etapa, el pelo no cae a menos que se rompa.

Fase catágena (Catagen): En esta fase el pelo se desprende de la papila dérmica, por lo que también deja de crecer y se mantiene en reposo esperando la siguiente fase.

Fase telógena (Telogen): Fase de reposo del folículo y en la que el pelo cae de forma natural.

Afortunadamente cada folículo piloso lleva su propio ritmo evitando que perdamos todo el pelo de una sola vez, de hecho en los humanos y algunas razas de perro como el Caniche, Bichón Maltés y el Yorkshire Terrier,  el 90% del pelo se mantiene en la fase anágena y en constante crecimiento, por lo que la cantidad de pelo que encontramos por casa es casi nula porque pasa más tiempo creciendo que cayendo.

Pero desafortunadamente para nuestros sofás, la mayoría de los perros tienen la fase telógena como dominante, ocasionando una constante caída de pelo.

Las mudas estacionales en los perros

Además del ciclo natural de crecimiento del pelo, existen épocas del año en que la fase telógena se hace aun más dominante y la pérdida de pelo mucho mayor, es lo que conocemos como mudas. Esto sucede en los perros de doble capa o pelo natural, que son aquellos que tienen subpelo o pelo secundario y pelo de cobertura o primario, como los Pomerania, Labradores, Golden Retriever, Pastor Alemán, Carlino, etc.

Durante la muda el subpelo cae en mayor cantidad, ya que al ser el encargado de dar aislamiento al perro, debe prepararse para los cambios de estación permitiéndoles mantenerse calientes en invierno y frescos en verano.

Los animales que viven en el exterior tienen mudas completamente estacionales, mientras que los que viven en interior y con condiciones climáticas y de luz artificiales, podrían tener alteraciones en la muda natural.

En los perros de pelo natural, el pelo primario suele renovarse en ciclos de un año, mientras que el subpelo se renueva dos veces al año, coincidiendo precisamente con los cambios de estación.

Las mudas intensas pueden presentarse también por cambios hormonales (celos, embarazos, castraciones), enfermedades, cambios de alimentación y situaciones de estrés (común en gatos), ya que estos cambios afectan directamente al folículo piloso.

Evitando los pelos en casa

Aunque no podemos (ni debemos), evitar la caída natural del pelo, si podemos evitar el exceso de pelos que quedan en los muebles, nuestra ropa y el coche. Lo primero es cepillar con cierta frecuencia y el cepillo adecuado. De esta forma la mayor parte del pelo se queda en el cepillo y no en los tejidos. Suena muy obvio, pero muchos dueños de perros pequeños de pelo corto como Chihuahuas o Bulldog Francés no cepillan frecuentemente a sus perros por no considerarlo necesario, pero si se quejan de la cantidad de pelos que hay por casa.

Para la mayoría de perros de pelo natural, incluidos los de pelo duro, una buena carda será más que suficiente; para los de pelo corto una manopla o un cepillo de goma y para los de pelo largo un cepillo de púas metálicas. Esto es para el mantenimiento regular.

Los perros de pelo natural necesitan también deslanados periódicos, preferentemente en la época de muda, aunque para aquellos con gran densidad de subpelo podemos hacerlo una vez al mes.

El deslanado no se trata de pasar la cuchilla hasta que nos duela el brazo o irritemos la piel del perro, tenemos que buscar un equilibrio entre pelo primario/secundario adecuado al tipo de manto e incluso a la época del año, por lo que lo mejor sería acudir a una peluquería canina para realizar un deslanado en condiciones, os prometo que después de un buen deslanado, notaréis una gran diferencia.

Otro factor fundamental es una buena alimentación, ya que esta influye directamente en el ciclo piloso y su correcto funcionamiento. Muchos coinciden en que una dieta natural es lo mejor, pero no todos pueden dar este tipo de alimentación, por lo que recurren al pienso, en cuyo caso debemos buscar gamas altas y evitar en lo posible las marcas que venden en el súper, empezando por las marcas blancas.

Pelo largo y pelo corto

Resumiendo, los perros de pelo largo tiran menos pelo porque la fase anegan (crecimiento), puede durar años. 

Por otro lado, los perros de pelo corto son los que pierden más pelo, ya que pueden alcanzar su máxima longitud en solo un mes, pasando mucho más rápidamente a la fase telógena, por lo que son precisamente los que necesitan cepillados más frecuentes.

Así que la solución al exceso de pelos por casa, son una buena alimentación, buena cosmética y cepillados frecuentes.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook y no te pierdas ni una novedad!

Productos relacionados

Comentarios (2)

  • Eva ochoa b
    Eva ochoa b el 06/02/2017
    Mi perra beagle tira muchoooo pelo en dic la esterilize q mas puedo hacer.grac
    • gracias por orientarme yo ya estaba preocupada rescate una perrita pastor de 8 meses y solo la peinaba pero le voy a cambiar de croqueta
      gracias por orientarme yo ya estaba preocupada rescate una perrita pastor de 8 meses y solo la peinaba pero le voy a cambiar de croqueta el 05/08/2016
      Les agradezco mucho yo no le creía al veterinario porque mi princesa manchitas tira mucho pelo pero ya me sacaron de la duda mil gracias.

      Déjanos tu comentario