star bag close magnifier menu arrow-down arrow-up arrow-left arrow-right arrow-up-left2
Iniciar sesión

Síguenos

¿Es cruel la peluquería canina?

Un tema bastante espinoso y curiosamente bastante desconocido. Algunos consideran maltrato el simple hecho de bañar con frecuencia a un perro, otros están de acuerdo en mantener limpios a los perros, pero critican a aquellos que les hacen cortes de pelo o los llevan al SPA porque lo consideran algo meramente estético y sin más finalidad que satisfacer los caprichos de los dueños. Y ni hablar de los que cuando ven un Caniche con un corte que consideran extravagante se tiran las manos a la cabeza y piensan en lo que sufrió el animal mientras le hacían ese terrible arreglo.

Honestamente, visto desde fuera puede dar una mala impresión. Para los ajenos al mundo de la peluquería canina podrían creer que los perros son obligados a estar de pie por horas sobre una mesa, atados del cuello y a veces del estómago para inmovilizarlos mientras reciben tirones de pelo y les hacen cortes sin sentido.  Por supuesto que hay “peluqueros caninos” que no tienen idea ni de peluquería canina ni de animales y pueden causar estrés e incluso daño físico al perro, pero afortunadamente son muy pocos.

España es un país que tiene un excelente nivel en peluquería canina y no solo a nivel técnico (cuarto puesto a nivel mundial), sino a nivel de bienestar y cuidados de la piel y el pelo, priorizando en la salud del animal y no solo en su estética. Estados Unidos cuenta con el título de campeón mundial de peluquería canina a nivel técnico (es lo que se suele juzgar en estas competiciones), pero al igual que muchos países asiáticos, se deja llevar por modas absurdas en las que a veces se somete a los animales a cortes y técnicas contraproducentes para su salud y que explicaremos más adelante.

Primero debemos dejar claro que la higiene es fundamental. Un perro que se mantiene en buenas condiciones higiénicas, tiene una mejor calidad de vida y menor propensión a parásitos externos y enfermedades de la piel, además de una mayor longevidad. La higiene es salud y no nos cansaremos de repetirlo.

¿Maltrato bañar, cortar el pelo y ponerle un lacito a un perro? No señores, maltrato es tener a un pobre animal apestando, lleno de nudos, con problemas de piel por falta de higiene, rapados casi al cero, con las uñas como garfios, con los oídos llenos de cera y las almohadillas con el pelo tan largo que caminan como si fueran sobre hielo.

Cortes de pelo ridículos en perros

Primero tendríamos que definir ridículo, porque lo que para uno es bonito, para otro es horrible. Además los perros no tienen sentido del ridículo, esos son prejuicios y emociones humanas. A un perro le da igual si le arreglamos el flequillo a lo Madonna de los 80’s o se lo dejamos al más puro estilo afro. Un perro macho no sufre si le ponemos un lacito rosa, le hacemos dos coletas o un corte de “chica”.

Un perro sufrirá mucho más si en verano tiene exceso de subpelo que por estar una hora en una mesa de peluquería canina recibiendo atenciones y mimos mientras se le arregla el pelo.

La mayoría ve un Westy o Golden Retriever rapado por la calle y no lo consideran maltrato, es más, muchos piensan: ¡Oh que fresquito! ¡Cuánto lo quiere el dueño que lo pela en verano! pero ven un Caniche con el pelo pintado de rosa o un corte extravagante y ya quieren denunciar al dueño por maltrato. Y no es que sea doble moral, es simplemente ignorancia acerca de la importancia del pelo en los animales y como los protege y desconocimiento acerca de como se trabaja tras bambalinas en las peluquerías caninas: seguro imaginan que al pobre Caniche le han robado su identidad de perro para convertirlo en un figurín, que lo han sometido y torturado con peligrosos productos químicos sobre su piel y lo han tenido inmovilizado y sufriendo por horas para conseguir ese acabado.

La realidad es que la mayoría de perros no solo se acostumbra, sino que disfruta las sesiones de peluquería canina. No se les tortura, no se les causa dolor ni se les dan tirones de pelo.

Esto es maltrato y un corte de pelo ridículo en un perro al que estamos exponiendo a los rayos directos del sol sin protección alguna:

Rapar un perro de doble capa es una de las peores prácticas en peluquería canina.

El corte de este Caniche no conlleva ningún maltrato, el corte es llamativo y puede gustarte o no, pero el pelo protege al perro incluso en verano. Eso si, se necesita dedicación y colaboración de los dueños para mantenerlo.

Los perros a los que se les hacen estos cortes tan llamativos, ya sea para exposiciones o por gusto del dueño, son perros que aprenden a disfrutar de la mesa de peluquería y el arreglo de forma positiva y siempre de forma gradual. Es verdad que para realizar estos cortes se puede tardar mucho tiempo, pero no lo pasan atados de pie, de hecho ni siquiera es necesario atarlos porque les gusta estar en la mesa y no tratan de huir y una gran parte del tiempo lo pasan dormidos sobre un cojín especial que se coloca para su comodidad y permite tener al perro feliz y relajado durante el trabajo.

A ningún perro con estos cortes se le maltrata ni se le causa dolor o estrés.

Cortes de pelo de moda

Los cortes de pelo en los perros han evolucionado con su estilo de vida. Antiguamente a las razas se les hacían arreglos que les permitían realizar el trabajo para el que habían sido criados, pero a día de hoy la mayoría no va por los caserones y fincas cazando ratones o pastoreando ovejas y viviendo en cuadras, por lo que la higiene y los cortes de pelo se centran en hacer la vida de los perros y dueños más cómoda y agradable, salvo los perros de exposición que siguen manteniendo arreglos que son los acordes a cada raza.

Ahora bien, si a un Shih Tzu le hacemos un corte “normal” a tijera, dejando el pelo semi largo y sin nada “raro”, a todos les parece bien, pero si a ese mismo perro le ponemos un mechón azul, ya somos maltratadores.  Si a un Caniche lo cortamos sin forma, todo por igual como una graciosa ovejita, todo está bien, pero si le dejamos un corte un poco más espectacular y con más forma, ya estamos también con el pobre perro maltratado. Honestamente ¿hola? ¿dónde está la lógica en esto? ¿acaso el no tener los mismos gustos estéticos nos convierte en maltratadores? ¿creéis sinceramente que pintamos a nuestros perros con pinturas tóxicas y peligrosas?

Rapar tan corto a un perro solo debería hacerse cuando no hay otra alternativa y debería estar prohibido.

Puestos a criticar, mejor hacerlo con las modas que os comentaba antes que pueden afectar a la salud del animal, como pueden ser muchos estilos de los cortes Tai o japonés, en los que se rapa demasiado corto el pelo, como el corte al estilo de Boo el famoso Pomerania (un perro al que rapan porque padece BSD, no por gusto), o el odioso corte “león”, que consiste en rapar a ras todo el cuerpo dejando solo melena, punta de la cola y a veces botas. Rapar así a un perro si es maltrato porque lo estamos dejando sin protección alguna ante el sol, el calor, el frío, los parásitos externos… (podéis leer más razones aquí). Estos cortes si pueden poner en riesgo la salud del perro y son por los que deberíamos quejarnos y no por un perro con mechones de color y lacitos en la cabeza.

Afortunadamente en España son cada vez más los peluqueros caninos bien formados que se niegan a rapar perros salvo extrema necesidad.

La peluquería canina de fantasía

Consiste básicamente en cortes poco convencionales y pintar y/o decorar al perro. Es por mucho el estilo de peluquería canina que más debates ocasiona y por el que se han montado verdaderas batallas campales por considerarlo una especie de maltrato extremo.

Volvemos a lo mismo, pintar al perro no le causa dolor ni daño alguno, de hecho se utilizan pinturas tan inocuas como las que se les dan a los bebés y que obviamente no son tóxicas ni irritantes. ¿Entonces cuál es el problema? ¿Que no nos gusta? ¿Lo consideramos humillante para el perro? Vuelvo a lo mismo, los perros no tienen sentido del ridículo y nuestra diferencia en gustos no nos hace maltratadores. Hay quien dice que sus congéneres al verlo tan “raro” lo atacarán o rechazarán. He estado en infinidad de exhibiciones y jamás he visto que un perro ataque o rechace a otro por venir pintado como el arcoiris, no olvidemos que los perros también tienen olfato.

Otros creen que tenemos a los perros 12 horas al día en la mesa para poder pintarlos. Los trabajos de fantasía sencillos son bastante rápidos de hacer, por lo que el tiempo extra en la mesa es mínimo. Para acabados más complejos y para los perros de competición de peluquería canina se les prepara un día el corte base, otro día las bases de pintura y el día de competición se termina el trabajo ya empezado con anterioridad. De esta forma el perro no se estresa y no pasa tanto tiempo en la mesa como podemos creer.

Puede no gustarnos, pero no implica maltrato alguno para el perro.

Y ni hablar de que los perros utilizados para estas competiciones están más que acostumbrados y no pasan los 365 días del año disfrazados de pavo real o bisonte, solamente se les hacen estos arreglos tan impresionantes para competición.

A modo personal, no me gustan los looks extremos y jamás cortaría el pelo de mis perros con forma de los Simpson o Mickey Mouse, pero no dudaría en disfrazarlos de pony o hacerles algún dibujo sencillo y sé que ellos lo pasarían pipa porque serían el centro de atención, cosa que a los perros les encanta.

Lo único criticable de la peluquería de fantasía es lo mismo que en la tradicional: hay quien deja demasiado corto el pelo de los perros.

El verdadero maltrato

El verdadero maltrato está tan extendido y es tan común, que no nos damos cuenta de que existe porque se ha normalizado debido a la falta de información que existía y sigue existiendo acerca del pelo y la piel de los perros y animales en general. No hemos sido capaces de encontrar una solución a la pérdida del cabello humano y la calvicie y cada día descubrimos cosas nuevas acerca del funcionamiento de nuestro pelo, así que imaginaos el retraso en el mundo de las mascotas.

Ahora que se ha demostrado que el rapar a los perros es malo y que bañarlos con frecuencia no es perjudicial, seguimos manteniendo las costumbres viejas y nos negamos a evolucionar o aceptar que lo que hace 20 años era ley, ahora es delito. ¿Acaso ya olvidamos que en los años 50’s los médicos recomendaban fumar?

Hacer cortes exóticos, bañar a los perros con frecuencia, pintarlos o cepillarlos todos los días no es maltrato. ¿Que el perro no necesita que lo pinten o le hagan un corte raro? Pues no, ciertamente no lo necesita, pero tampoco le perjudica ni le ocasiona trauma o molestia alguna ¿entonces dónde está el problema?

Horrible y peligroso para la salud del perro.

Este pobre animal está expuesto al sol y a heridas hasta por rascarse.

Esto si es maltrato y desafortunadamente más común de lo que creemos.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook y no te pierdas ni una novedad!

Productos relacionados

Comentarios (1)

  • Nelly
    Nelly el 13/05/2018
    Muchas gracias felicitaciones muy bueno el artículo

    Déjanos tu comentario