star bag close magnifier menu arrow-down arrow-up arrow-left arrow-right
Iniciar sesión

Síguenos

Los mitos de la queratina

En los últimos años la moda de los alisados con queratina se ha extendido tanto que incluso es posible encontrar estos tratamientos en cosmética animal. ¿Pero realmente es la queratina la que alisa el pelo? Definitivamente no.

¿Qué es la queratina?

La queratina es una proteína estructural que da forma a la piel, el pelo, uñas, pezuñas, plumas, picos, escamas, etc. y está formada de cadenas de aminoácidos tan únicas como diferentes y de las que depende su flexibilidad (piel, pelo), como su dureza (cuernos, uñas).

De hecho el engrosamiento y endurecimiento de la piel (hiperqueratosis) es un exceso de acumulación de queratina, tal cual son los callos o las llamadas “coderas” en los perros. Por cierto, según un estudio del 2013 realizado por la Universidad de Israel, se descubrió que rapar perros produce hiperqueratosis con la consiguiente disminución del tamaño de los sebocitos, resultando en resequedad, picores y pérdida de brillo en el pelo y elasticidad en la piel.

La queratina es producida naturalmente por el cuerpo de los animales, así que la queratina que encontramos en los productos cosméticos se ha obtenido del pelo, lana, pezuñas o demás restos de animales. Salvo que lo indique claramente el fabricante, el origen y calidad de la queratina utilizada es desconocida.

Por el otro lado tenemos la llamada queratina vegetal, que aunque las plantas no producen queratina, es posible utilizar proteínas provenientes de ellas que actúan de forma similar a la queratina animal.

Queratina del pelo

¿Alisa la queratina?

La respuesta es simplemente no. La queratina por si sola no es capaz de alisar el pelo, como mucho puede dar esa sensación porque al adherirse al pelo le aporta peso, de la misma forma que pueden hacerlo otros agentes acondicionadores, como las siliconas o aceites. ¿Y por qué nos la venden como un alisador? Pues porque es excelente para reestructurar el pelo, dar peso y proteger del calor de la plancha o secador, por lo que el acabado de los productos alisadores que contienen queratina serán mucho mejores, pero en realidad lo que alisa el pelo es el calor. 

En el mercado podemos encontrar infinidad de productos que contienen queratina tanto animal como vegetal: champús, mascarillas, acondicionadores y alisadores.

¿Y cómo funcionan los tratamientos de alisado? Primero hay que entender que el liso del pelo es una cuestión genética, normalmente los perros con buena calidad de pelo no necesitarán nada más que buenos cuidados y productos que den peso para tener un liso casi perfecto, pero cuando hablamos de pelos ondulados o rizados, las cosas son distintas, necesitamos alterar la estructura del pelo para poder conseguir el alisado y eso solo se consigue aplicando calor. Si además queremos un efecto duradero, deberemos recurrir a productos químicos que mantengan por más tiempo el cambio de la estructura del pelo, y es aquí donde la queratina juega un papel primordial, ya que sin ella y debido a la agresividad del calor y los demás productos, terminaríamos con un pelo liso pero encrespado, reseco y sin brillo.

Ya os he dicho que la queratina es una proteína formada de cadenas de aminoácidos. Estos aminoácidos contienen átomos de azufre que se unen entre si (disulfuros), permitiendo entre otras cosas que las moléculas de queratina se mantengan en una posición determinada. Aplicando calor podemos alterar la posición de estas moléculas, ya que el calor “rompe” la unión de los átomos de azufre y nos permite reacomodar las moléculas de queratina para darle al pelo la forma deseada, ya sea alisado u ondulado. Al enfriar, los átomos de azufre se vuelven a unir, pero las moléculas de queratina se quedan donde las hemos dejado, por lo que el pelo queda por un tiempo determinado con la forma que le hayamos dado mientras aplicábamos el calor.

Si alisamos o rizamos utilizando solamente calor, el pelo volverá a su forma original en cuanto reciba un poco de humedad, ya sea mojándolo o con la humedad ambiental, por lo que si queremos un efecto más duradero deberemos recurrir a productos que nos ayuden a conseguirlo.

La única función de la queratina en todo este proceso es minimizar los daños ocasionados por el calor y los químicos, no hay más. Cuando la aplicamos sin calor y como un tratamiento para el pelo, ayudamos a reestructurar y proteger el pelo, aportando más flexibilidad, fuerza, peso y brillo.

En resumen, la queratina NO alisa el pelo, lo hace el calor aplicado y los químicos adicionales encontrados en los tratamientos que ayudan a fijar el pelo en la posición deseada por más tiempo, incluso meses.

Así que ya sabéis, la queratina puede ser una excelente opción para proteger y reparar el pelo de nuestros peludos, pero si pensamos en utilizar tratamientos alisadores que conlleven la aplicación de calor, lo mejor es acudir a un profesional que lo haga correctamente para conseguir un efecto más duradero y evitar dañar el pelo.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook y no te pierdas ni una novedad!

Productos relacionados

Comentarios (1)

  • yaneth baquero
    yaneth baquero el 25/01/2017
    Hola buenas tarde mira tengo una perrita shitzut blanca y yo misma la he bañado y queda linda pues se ensucia y yo le hago limpieza en su trompita pero el ojito izquierdo permanece como rosado hacia la parte de la nariz y el ojo me preocupa ,tambien se le enrreda mucho el pelo gracias bienvenidos todos los consejos que me quieran dar.gracias

    Déjanos tu comentario