star bag close magnifier menu arrow-down arrow-up arrow-left arrow-right

Arreglo del Caniche

El Caniche es en definitiva la raza representativa de la elegancia y la belleza, por su espectacular pelaje es además una de las razas más utilizadas por peluqueros caninos de todo el mundo. Sin embargo el Caniche es mucho más que un físico, ya que son perros sumamente inteligentes y según Stanley Coren quien realizó un estudio sobre la inteligencia de los perros, ocupan el segundo lugar en inteligencia solo por detrás del Border Collie.

Para hacerlos aun más perfectos, los Caniches vienen en una infinidad de colores y 4 tamaños, desde la variedad Toy hasta el espectacular Gigante. Esta combinación de belleza, inteligencia y versatilidad han convertido al Caniche en una raza muy popular que ha sido a la vez su gloria y perdición. Su pelo, uno de sus principales atractivos, requiere tiempo, dedicación y constancia para mantenerlo en buenas condiciones, por lo que no es extraño ver Caniches llenos de nudos o completamente rapados al 1, ambas cosas desastrosas para su salud.

Si eres un enamorado del carácter y físico de esta raza, piensa también si tendrás el tiempo y las ganas para cepillarlo todos los días y bañarlo con frecuencia, de lo contrario quizás esta raza no sea la tuya.

Espectacular Caniche con corte escandinavo realizado por Juan Martínez.

El baño del Caniche

La frecuencia dependerá del tamaño del perro y sus condiciones de vida, aunque los tamaños toy y enano deberían bañarse cada 1 o 2 semanas como mucho, mientras que el mediano y el gigante deberían hacerlo de 1 a 2 veces al mes. El baño frecuente con buenos productos ayudará a mantener el pelo y la piel en mejores condiciones y disminuirá la formación de nudos.

Antes de bañar a nuestro Caniche, debemos desenredar el pelo a la perfección. Jamás deberíamos bañar a un perro antes de desanudarlo, ya que al mojarse los nudos se apretarán más y será más difícil desenredarlos, además de que el interior de los nudos no se lavará correctamente.

Para el desenredo previo al baño rociamos con algún hidratante y procedemos a cepillar y desenredar con una carda suave, preferentemente una doble flexible y un peine metálico. Una vez consigamos que el peine pase por todo el cuerpo sin atascarse, es hora de bañar a nuestro Caniche.

Mojamos bien el manto y aplicamos el champú procurando distribuirlo por todo el cuerpo a la perfección masajeando suavemente hasta la piel. Mucho cuidado con frotar sin ton ni son, el masaje debe ser suave para no enredar el pelo y si estuviese largo, se debe lavar por mechones.

Dependiendo del champú elegido dejamos actuar el tiempo recomendado por el fabricante y aclaramos. De ser necesario procedemos a dar un segundo lavado y una vez esté perfectamente aclarado, aplicamos el bálsamo o mascarilla. Es muy importante hidratar y nutrir el pelo y piel del Caniche sin miedo a que los acondicionadores quiten el volumen. De nada nos sirve tener volumen si tenemos el pelo y la piel secos, además existen mascarillas específicas para dar volumen.

Después de finalizado el baño, podemos retirar el exceso de agua con una toalla y después proceder al secado. Aunque nuestro Caniche sea un toy, deberíamos considerar muy seriamente el adquirir un buen secador profesional para evitar pasar demasiado tiempo secando a nuestro perro y terminar por dejarlo húmedo. La humedad puede tener muchos efectos negativos, desde hongos, picores, dermatitis, mal olor… Secar correctamente es la parte más importante del baño.

Para el secado debemos ayudarnos de la carda flexible o un cepillo de púas para ir abriendo y cepillando el pelo a la vez que vamos secando, con esto conseguimos que el secado sea adecuado y más rápido y por supuesto mucho más volumen. No vale secar y después pasar la carda, ya que lo más probable es que el interior del perro quede con humedad y por supuesto el acabado no será el mismo.

No olvidéis que el momento del baño es el ideal para revisar oídos, uñas y boca.

El mantenimiento diario del Caniche

No importa si lleváis a vuestro Caniche cada mes a la peluquería canina, es importante darle un mantenimiento en casa para evitar que el pelo se anude. En un mes sin cuidados, una espiga puede enredarse en el pelo, formar un nudo y poco a poco irse enterrando en la piel del perro. Y nosotros sin enterarnos hasta que lo llevamos a la peluquería donde le quitan el nudo y de paso encuentran la tremenda infección que hay debajo.

El Caniche es un perro que necesita cepillados diarios. Por supuesto que podemos cepillarlo solamente dos o tres veces por semana, pero mientras más tiempo pase entre cepillados, peores serán los nudos que tengamos que desenredar y cada vez se nos hará más difícil el cepillado, por lo que mejor invertir 20 minutos al día que pasar 2 horas a la semana dando tirones a nuestro perro para quitar los nudos. Es conveniente pasar la carda y el peine al menos una vez al día, incluso hay quien hace un cepillado rápido después de cada paseo para evitar los nudos por fricción con el arnés o el collar.

Caniche muy descuidado y lleno de nudos.

El mismo Caniche después del arreglo. Se trató de cortar lo menos posible para proteger la piel, pero por lo anudado fue imposible y quedó así de corto y con las patas casi sin pelo. Además de feo, peligroso para su salud.

Para el cepillado rociaremos primero un hidratante diario que dará elasticidad al pelo y evitará que este se rompa, además de que también hidratará el pelo y nos ayudará a desenredar más fácilmente.

Después procederemos a cepillar con la carda, abriendo el pelo por capas para garantizar que cepillamos correctamente y por último pasaremos un peine de púas metálicas para comprobar que no hemos dejado ni un nudo.

La peluquería canina del Caniche

En esta raza es imprescindible acudir periódicamente a la peluquería canina, otro gasto que debemos tomar en cuenta antes de adquirir uno. Es triste ver que una de las razas más abandonadas en cuanto a su cuidado sea precisamente el Caniche, ya que la gente se encapricha con ellos y después se ven incapaces de cuidarlos correctamente o pagar para que alguien lo haga. No es extraño ver Caniches que llegan a la peluquería con una cantidad tan terrible de nudos que lo único que puede hacerse es raparlos, encontrando muchas veces debajo de los nudos espigas enterradas e infectadas.

Caniche con un estupendo corte comercial a tijera de la mano de Juan Martínez. Un corte muy bonito, saludable para el perro y fácil de mantener para el dueño.

Incluso hay quien piensa que llevándolos una vez al mes a rapar no necesitan hacer nada más… No señores, cualquier perro necesita más atención a su higiene y cuidados y rapar no es la solución, es solo la alternativa fácil para quien no quiere hacerse responsable de un animal, de verdad, para eso no tengáis perro.

Un Caniche necesita acudir a la peluquería canina una vez al mes o cada mes y medio, dependiendo de cuanto lo cuidemos en casa. Aunque en la peluquería lo bañen y desenreden, por el bien del animal debemos cepillarlo cada día en casa y si fuese de los pequeños, bañarlo nosotros entre sesiones de peluquería o bien contratar servicio de mantenimiento para que nos hagan los baños.

Hay infinidad de cortes que podemos hacerle a nuestro Caniche y no tenemos porqué llevarlo como si fuera de concurso, pero tampoco queramos tenerlo siempre trasquilado como oveja. El pelo del Caniche nos permite elegir una infinidad de cortes y arreglos, ya sean los originales de la raza o los cortes modernos y asiáticos.

Precioso corte realizado por Ester Catalán, de fácil mantenimiento para el dueño con solo unos minutos al día. Foto propiedad de Ester Catalán de Samis Caniches

Muchas gracias por las fotos a:

Ester Catalán propietaria de Sami’s Peluquería Canina y Felina: www.samis.cat

Juan Martínez García propietario de Huesos Peluquería Canina y Felina: www.huesos.es

Ambos también excelentes criadores de Caniches.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Síguenos en Facebook y no te pierdas ni una novedad!

Productos relacionados

Comentarios (1)

  • Alejandra
    Alejandra hace 1 mes
    Perfecto todo muy lindo muy lindos los peinados y los cortes de los caniches . Yo te cuento mi historia nosotros tenemos un perro caniche y es un perro muy especial en el sentido de que nunca nos permitio que le toquen, desde chico un perro muy. hermoso el pelaje suave pero cuando fue creciendo se volvio ,Argel y malo q no quiere saber nada de que lo bañen y menos que menos que le cortes el pelaje cada ves que le llevábamos al veterinario nos hacia todo tipo de escandalo y ataca para hacer daño nosotros con todo ese tipo de locura o problema que tiene nuestro perro lo queremos muchoo igual. Pero las veterinarias no quieren saber nada de el no nos aceptan a nuestro caniche y nosotros intentamos muchas veces de cortale nosotras pero es imposible nos vemos muchas veces frustradas por no encontrar una buena soluccion para nuestra mascota

    Déjanos tu comentario